carlos-vela-seleccion-2104

Cada quien

Rodolfo Landeros

7 Feb , 2014  

Aunque no estemos de acuerdo con ellas, las decisiones son personales y merecen ser respetadas.

Creo que se ha gastado mucha tinta y tiempo aire en las palabras “Carlos Vela” y “Selección Mexicana” en una misma oración. Por ello, he decidido que éste será el último texto que le dedique al estupendo jugador de la Real Sociedad.

La comitiva mexicana encabezada por el técnico del Tri, Miguel Herrera, viajó a Europa para platicar con aquellos que militan en el balompié de ese continente. La primera escala fue Madrid, donde Carlos Vela enfrentó al Atleti. Por la mañana, la Federación Mexicana de Futbol envió un comunicado informando que no se le tomará en cuenta en Brasil 2014. No me extrañó.

Todos leímos la carta del campeón del mundo Sub-17 en Perú 2005 apuntando que no se sentía al 100 por ciento mentalmente. No me acabó diciendo nada porque, al momento, no se ha aclarado cuál fue la razón que lo orilló a negarse al Tricolor y solamente él lo puede ser. Es la versión que falta.

Que si quedó como ‘chivo expiatorio’ en la fiesta de Monterrey; que si convocaban a jugadores sin actividad y él que jugaba, no lo llamaban; que si no le gusta el fútbol y lo suyo es el basquetbol… Son meras especulaciones y quizá nunca conoceremos la verdad.

Todos sabemos que Carlos es el futbolista mexicano más talentoso en Europa, en estos momentos. Vive un estado de gloria. Eso da todavía más coraje. Haciendo un balance, acaban perdiendo los dos, tanto el quintanarroense como la Selección.

No metamos términos antipatriotas ya que una Selección es tan solo un equipo representativo de un país. El declinar un llamado al Tricolor no lo hace menos mexicano.

Desde mi punto de vista (o más bien, la mayoría pensamos así), una Copa del Mundo es la mayor vitrina para cualquier futbolista. La experiencia es única y es donde todos los ojos del mundo estarán sobre de ti. Sobre México, estarán en el segundo partido cuando enfrenten a los anfitriones.

¿Por qué no pensar que un buen Mundial te lleve a un mejor equipo? Tal vez eso no es lo que quiere Carlos y es feliz en donde está, en la ‘Perla del Cantábrico’, allá en el norte de España.

En muchas ocasiones lo he criticado ferozmente y admito que me he pasado. No debe de suceder. Carlos es libre de hacer lo que le de su regalada gana. Eso sí, yo no lo comparto en lo absoluto.

Cada quien.

, , , , , , , , ,