o_20131028001258_america_otra_vez_puso_el_ejemplo_a_chivas_pumas_y_cruz_azul

LA JORNADA EN QUE LOS CUATRO GRANDES CAYERON

Alfredo Ortiz

14 Mar , 2014  

En alguna liga, de cuyo nombre no quiero acordarme, se dio un hecho que no sucede muy a menudo.

Los cuatro equipos más populares de México, sufrieron dolorosas derrotas que rompieron quinielas y devolvieron la belleza a un deporte en el cual, el peor le puede ganar al mejor  y con estos resultados se abre un abanico de combinaciones que afectan directamente a la clasificación, la liguilla, el descenso y hasta la convocatoria de la Selección Mexicana.

Nueve años tuvieron que transcurrir para que los astros se alinearan y unos aguerridos Monarcas, Xolos, Tigres y Santos, vencieran a unas versiones “charras” de unos Pumas, Chivas, Cementeros y Águilas, que no perdían en la misma jornada desde aquella fecha 12 del Apertura 2005 (15 y 16 de octubre) donde también hubo marcadores de escándalo (Jaguares 4-3 América; Chivas 2-3 Monterrey; Necaxa 3-1 Cruz Azul y por último Pumas 0-3 Toluca)

Primero llegó el “Viernes trágico”, donde Pumas se paró en el Estadio Morelos, se puso en ventaja un gol a cero, pero Monarcas se valió de su condición de local y remontó para lazarse con la victoria 3-1.

Por otra parte, Chivas visitó la frontera para ser expuesto frente a Xolos al perder 2-0, marcador que lejos de ser solo una derrota; generó dudas no solo en el accionar de los tapatíos, sino también en la actitud de sus jugadores.

Llegó el sábado, tocaba el turno de América y Cruz Azul. América inauguró la jornada sabatina en la cual rápidamente se puso al frente por dos goles, sin embargo, los Laguneros fueron al frente, remontaron y finalmente Oribe Peralta selló una “Hermosa Vuelta” con eso; una hermosa vuelta en el área americanista al estilo de Zinedine Zidane para dejar a dos defensas y definir cruzado ante la salida de Moisés Muñoz.

Solo faltaba la Máquina, el equipo de la cima contra el de la sima. La lógica dictaba una victoria cementera, pero los Tigres se encargaron de propinar una goleada de 3-0. El colero humilló al líder del fútbol mexicano, algo que solo se puede dar en nuestro país.

Estos resultados nos ponen a pensar. Logran convencernos de que el fútbol es un deporte de momentos, donde cualquiera le gana a cualquier; y a la vez nos asusta la irregularidad de nuestra liga donde en ella se encuentra la base de nuestra Selección Nacional de cara a Brasil 2014.

, , , , , , , , , , , , , , ,