francesco-totti

¡El gran enemigo de los futbolistas!

Kiqer

24 Mar , 2015  

 

¡El gran enemigo de los futbolistas son las lesiones en los tobillos!

 

Por lo general existe un mismo patrón: Se producen cuando la planta del pie se flexiona hasta dañar los ligamentos de la parte exterior del tobillo.

 

Ejemplo: En un choque contra un pequeño saliente dentro del campo o con el pie de otro futbolista al correr o caerse.

 

Un mecanismo típico en el fútbol es una entrada en la que un jugador golpea la parte interior de la pierna del adversario y provoca que el pie de este se flexione.

 

Esguince3

 

 

 

 

 La torcedura de tobillo se puede producir por factores cómo:

 

*La edad. según la mayoría de los estudios cuanto más veterano es el deportista mayor es el riesgo de sufrir una lesión de tobillo.

 

*Historia previa ; Tras sufrir un esguince de tobillo por inversión, la musculatura que mueve el tobillo hacia fuera (músculos peroneos) puede permanecer debilitada durante al menos 10 años.

 

* Nivel de competición: la posibilidad de sufrir un esguince durante una competición es 24 veces mayor que durante un entrenamiento.

 

* Errores en la preparación física como la ausencia de calentamiento y estiramiento antes y después de la actividad deportiva.

 

Captura de pantalla 2015-03-24 a la(s) 15.44.00

 

 

 

Existen además factores de riesgo personales, como la fortaleza del tobillo, la amplitud de movimiento y el control que se tiene sobre los movimientos.

Un factor de riesgo importante es haber sufrido ya una lesión de tobillo.

 Un aparato ortopédico semirrígido o de suspensión ayuda a impedir que la distensión empeore, y debe llevarse durante varios meses. Además, se puede realizar un entrenamiento de equilibrio suplementario utilizando discos de tobillo o un rola bola.
La mayoría de los futbolistas consideran el esguince de tobillo una molestia, pero es necesario proteger el tobillo para que no vuelva a lesionarse.

Síntomas y signos de esguinces de tobillo:

Hinchazón: a los pocos minutos o paulatinamente, a lo largo de varias horas.

Dolor al intentar mover el tobillo y al caminar.

Agarrotamiento e incapacidad de poner todo el peso del cuerpo sobre el pie.

 

Primeros auxilios
Aplicar al tobillo lesionado el protocolo de protección, descanso, hielo, compresión y elevación.

 

 

Fuentes:

 

http://es.fifa.com/

http://elfutbloglin.blogspot.mx/